admin

Latinoamérica-Oportunidades-de-inversión-en-el-sector-de-retail

El sector de retail en Latinoamérica ha experimentado un crecimiento notable y de modo sostenido en la última década, generando tanto aumentos en las ventas y ganancias de las grandes empresas, como muy buenos rendimientos a sus participantes accionarios.

Más allá de una reciente desaceleración, este mercado aún tiene muy buenas perspectivas de crecimiento y ofrece atractivas oportunidades de inversión. Varios indicadores dan cuenta de estas potencialidades.

En los últimos diez años, grandes empresas de retail, tanto locales como internacionales, han ganado participación creciente en este mercado. A modo de ejemplo, Walmart se ha adueñado en sólo cuatro años de la mayor porción del mercado chileno (26,5%) y también es el principal jugador en México. CENCOSUD, de origen chileno se ha consolidado como actor regional relevante, controlando la mayor porción de los mercados argentino (12,5%) y peruano (11,1%). La firma francesa Casino retiene la mayor porción en Brasil y Colombia.

El mercado de retail en Latinoamérica, más allá de este gran crecimiento de la participación de grandes empresas, continúa estando muy fragmentado, con un considerable margen para la integración de algunas regiones de los países a las grandes cadenas. En este sentido, muchos de los actores principales del sector tienen en la actualidad ambiciosos planes de expansión orgánica: En Perú el grupo InRetail (controlante de Supermercados Peruanos, el principal grupo del país) planea terminar el año con 12 nuevos supermercados y abrir 15 en 2014. En Brasil, la cadena Assaí (del grupo Casino) abrió 8 nuevos locales en lo que va del año, en cinco nuevos estados brasileros. En suma a esto, de acuerdo a una encuesta realizada por LatAm Confidential (una publicación de Financial Times) entre 6.500 consumidores latinoamericanos, durante la última década el crecimiento de las grandes empresas de canales de retail moderno (hipermercados, supermercados, minimercados) han impulsado una tendencia a la formalización del mercado Latinoamericano, modificando las preferencias de los usuarios quienes han dejado de lado los canales tradicionales (vendedores independientes a nivel local, mercados callejeros, etc). Esta tendencia da buenas perspectivas a la estabilidad del sector, pero también deja margen al crecimiento, especialmente en países como Perú y Colombia en los cuales todavía existe preferencia por canales tradicionales en un 28% y un 26% de los consumidores respectivamente. La preferencia por canales modernos de retail es más fuerte en la clase media en expansión de los países (alcanzando hasta un 90% en Brasil y Chile), lo cual refuerza sus perspectivas de crecimiento. El crecimiento del uso de tarjetas de crédito y débito en la región, como medio de pago para la compra de alimentos también fortalece esta tendencia.

La mejora de las condiciones económicas de Latinoamérica y la expansión de canales modernos de retail en la región han sido acompañados también por nuevas características del mercado: de acuerdo a la encuesta de LatAm Confidential, el precio de los productos sigue siendo el principal criterio de los usuarios para elegir dónde comprar, pero cada vez tienen más peso factores como la calidad y la cercanía al hogar, especialmente en el mercado brasilero (40% de los clientes eligen calidad). En este contexto, las empresas de retail más exitosas son aquellas que han sabido adaptarse a la diversificación de sus clientes, con diferentes formatos de negocio: algunas grandes firmas combinan grandes hipermercados con minimercados de precios más económico, como el caso de Walmart con su cadena Bodega Aurrera en México, mientras que otras apuestan a la proximidad a zonas residenciales ofreciendo un comercio de calidad, como el grupo Casino con sus minimercados Extra en Brasil. Por otro lado, las grandes firmas también han incluido como variante la generación de marcas propias, destacadas ya sea por calidad o por precio, lo cual ha complementado las estrategias de diversificación de sus formatos.

En definitiva, el sector de retail latinoamericano presenta sólidas perspectivas de crecimiento y el nivel de éxito y rentabilidad de las inversiones dependerá de la capacidad para la expansión territorial de las cadenas y la efectividad de las estrategias de diversificación de las empresas para captar las preferencias de la nueva diversidad de clientes potenciales.

Por Joaquín Nuñez, Analista – EMA of London | Contactarnos si quiere saber mas de empresas europeas que quieren invertir en Latinoamérica